News



El golf es un deporte que se puede practicar a cualquier edad, desde bien pequeñitos hasta una edad avanzada; y una de sus grandes ventajas es el ambiente que crea entre padres e hijos, ya que es una actividad que une y que igualmente supone un beneficio para la salud.

Al golf se puede jugar solo, en familia o con amigos y conocidos. Para iniciarse, no hace falta una gran preparación física, pero sí una buena tonificación y calentamiento antes de salir a jugar a tu campo de golf en la Costa Brava. Se practica en plena naturaleza, mientras se disfruta de un agradable paseo y del ejercicio al aire libre.

Si se comienza a practicar desde pequeño, puede convertirse en un deporte de alta competición y quién sabe si en una salida profesional en el futuro.

Cualquier golfista, tanto experimentado como amateur, que ha probado a jugar al golf con su hijo o hija, repite. Y esto se debe a una serie de beneficios que te detallamos a continuación:

 

Beneficios de jugar al golf con tus hijos

1- El golf se disfruta más con una pareja

El golf es un deporte que engancha, pero también es verdad que se disfruta mucho más si contamos con una pareja, un compañero de juego con quien picarnos en el green y convertir la salida en una aventura.

Sobre todo si estás empezando y aún no tienes una pareja, tu hijo o tu hija pueden ser tu mejor compañía.

Si ya dominas el juego es buena idea que actúes a modo de “profesor” para tu chaval. No le niegues acudir a clases de golf si así lo desea, pero tampoco desperdicies la oportunidad de que se nutra de ti como golfista experimentado, saldrá ganando.

Por otro lado si tu hijo o tu hija se divierte contigo se convertirá en golfista de por vida, lo que te asegura una buena pareja de golf durante muchos años, y una excusa maravillosa para pasar tiempo con ellos.

 

2- Pasas tiempo de calidad con tu familia

Vivimos una época en que el tiempo libre brilla por su ausencia y muchas veces nos vemos obligados a elegir entre pasar tiempo con nuestra familia o dedicarlo a nuestros pasatiempos favoritos.

Sin embargo si tu hobby preferido es mejorar tu hándicap en el green tienes una gran ventaja, y es que puedes practicarlo con tu familia, disfrutando de ambos placeres sin renunciar a ninguno. ¿Quién dijo que el golf no pueda ser un deporte familiar?

 

3- El golf enseña grandes valores a tus hijos

Jugar al golf requiere paciencia, práctica y exige un alto respeto por los demás jugadores. Todos estos valores se aplican a la vida diaria y la mejor forma de interiorizar un hábito o un valor es disfrutar de él.

Cuando vayas al campo de golf con tu hijo o hija no te centres solo en enseñarle a mejorar su swing o las normas básicas, mejor pon tu mayor esfuerzo en que comprenda los valores más arraigados dentro del golf.

No por nada se dice que el golf es un deporte de caballeros, y por supuesto ¡de damas!

 

Copyright Club de Golf Costa Brava © 2020